¿Qué es el coaching empresarial? Conócelo e impulsa tu negocio.

Palabra Coach escrita en pizarra negra con tiza blanca

Coaching Empresarial para impulsar tu negocio

En la sociedad actual, donde vivimos cambios constantes a una gran velocidad, y donde la competencia ya no es la tienda de al lado, sino que llega desde cualquier lugar del mundo, las empresas necesitan contar con las herramientas y estrategias adecuadas para prosperar. Tanto las grandes empresas, como las medianas y las pequeñas, necesitan tener una estrategia, objetivos y metas definidos, y mantener el foco en ellos para prosperar. El coaching empresarial se ha convertido en una de las herramientas de apoyo más importantes, que te ayudan a desarrollar tu potencial, mejorar el rendimiento y transformar la empresa.

✅ ¿Qué es el Coaching Empresarial?

El coaching empresarial es un proceso de acompañamiento, tanto individual como grupal, que busca potenciar los talentos y las capacidades de las personas en el ámbito laboral.

Antes de seguir, vamos a aclarar una diferencia entre el coachee y el cliente. El cliente es la propia organización empresarial, el dueño, dueña, empresario o empresaria que contrata y paga el servicio. El coachee es la persona a la que el coach ayuda, que puede ser el propio empresario o empresaria, o el dueño/dueña de la empresa, pero puede ser cualquier otro miembro de la empresa: gerentes, mandos intermedios o cualquier otra persona que la empresa considere necesario que se le realice un acompañamiento para alcanzar objetivos.

✅ Fases en las que el coach acompaña al coachee:

A través de la conexión con las personas, mediante el diálogo y las preguntas poderosas, el coach acompaña al coachee en las siguientes áreas:

  • Fijar estrategias, objetivos y metas claras. El punto de partida en cualquier acompañamiento es saber a dónde quiere llegar la organización o la persona que estamos acompañando.
  • Que los objetivos cumplan con el filtro SMART, es decir que los objetivos sean Específicos, Medibles, Alcanzables, Retadores y con un plazo de Tiempo determinado. Los objetivos que no cumplen este filtro no tenemos manera de controlarlos.
  • Analizar de forma objetiva el punto actual en el que se encuentra la empresa. O sea, valorar a fondo nuestra empresa en cuanto a procesos, organización, recursos económicos y recursos personales.
  • Desarrollar planes de acción para alcanzar las metas u objetivos fijados. Un objetivo o meta, nos sirve de poco si no ponemos en marcha acciones para llevarlas a cabo, por eso es importante que sepamos la ruta que debemos seguir para alcanzarlo. Lo que sería una hoja de ruta.

Las estrategias y las acciones necesarias para alcanzarlos podemos documentarla en un cuadro de mando integral para la empresa.

  • Desarrollar procesos de trabajo efectivos que sean más eficientes. Con las preguntas poderosas, el coachee toma consciencia de donde se producen los atascos en su proceso y puede reorganizarse.
  • Revisión periódica de los indicadores a los que debe prestar atención para hacer seguimiento de la evolución de su empresa. Ayuda a crear hábitos saludables para el control de la empresa.
  • Crear un organigrama acorde a las necesidades actuales de la empresa, para que las tareas y responsabilidades sean claras y todos sepan a quién debe dirigirse.
  • Gestionar el tiempo adecuadamente, y delegar en su caso, para tener un equilibrio entre la vida personal y la vida profesional.
  • Realizar procesos de sucesiones exitosos. Los procesos de sucesiones empresariales suelen ser complejos por el alto componente emocional que tienen, por eso una visión objetiva que medie en los conflictos que puedan surgir y ayude a superar obstáculos es fundamental para el buen fin de estos procesos.
  • Desarrollar habilidades de Liderazgo, mejora de comunicación, mejora de confianza, cohesión de equipos.

✅ Tipos de Coaching Empresarial:

Entiendo que el Coaching Empresarial, si queremos hacer una clasificación detallada, podríamos verlo dentro del Coaching Organizacional, también dentro del Coaching Organizacional tenemos esta clasificación principal:

⇛ Coaching Ejecutivo

Está dirigido a líderes y profesionales que buscan mejorar su rendimientos y habilidades de liderazgo, por norma general a altos ejecutivos. Entre ellos:

  • Directores
  • Presidentes
  • Empresarios
  • Vicepresidentes
  • Gerentes Generales
  • Miembros de la Junta Directiva.

Se enfoca en áreas como:

  • La toma de decisiones
  • La comunicación estratégica
  • La gestión de equipos
  • La resolución de conflictos
  • Gestión de tiempo
  • Incremento de productividad
  • Habilidades de liderazgo
  • Gestión de cambios

El puesto de ejecutivo es un trabajo solitario que habitualmente no tienen con quien compartir sus inquietudes, además de que de ellos se espera un altísimo rendimiento y resultados siempre óptimos, por tanto, el acompañarse de un Coach tiene resultados impactantes en una empresa, dado que si el Ejecutivo, con su alto nivel de influencia, saca lo mejor de sí mismo, manteniendo un equilibro en su actividad y su vida, rentabilizando al máximo su actividad y consiguiendo comprometer a su equipo, los resultados de la empresa mejorarán considerablemente.

⇛ Coaching para el Liderazgo

El Coaching para el Liderazgo es un estilo de liderazgo particular, basado en el Coach.

Este tipo de liderazgo requiere que el líder posea diversas capacidades para ejercerlo y mantenerlas en todas las situaciones de estrés que puedan surgir en una empresa, siempre actuando conforme a las circunstancias.

En muchas ocasiones, el proceso de coaching de liderazgo lleva más tiempo, ya que el coach líder anima a su equipo a desarrollar sus propias soluciones en lugar de proporcionar respuestas inmediatas a los problemas planteados. Por ello, este tipo de liderazgo demanda mucha destreza, paciencia y capacidad. A la larga, se crea un equipo que resuelve por sí mismo cada problema en la empresa, dejando de depender del líder de manera habitual.

Este enfoque de liderazgo es el que, a largo plazo, permite que una empresa funcione de manera autónoma, sin la necesidad de una intervención directa y constante por parte de la persona que la dirige, especialmente si esta persona ejerce el coaching para el liderazgo.

⇛ Coaching de Equipo

El Coaching de Equipo se lleva a cabo con el propósito de que un conjunto de individuos pueda alcanzar metas compartidas, promoviendo la cooperación mediante la comunicación, la confianza y la cohesión.

Mediante el Coaching de Equipos, se logra activar a los miembros para que tomen decisiones, valoren al resto del equipo, desarrollen su talento individual, reconozcan el valor del esfuerzo y se sientan motivados hacia un objetivo común.

Durante las sesiones de acompañamiento, se emplean herramientas como el DISC y la retroalimentación. Aunque el coach de equipo puede parecer orientado hacia personas con roles de liderazgo en la empresa, en realidad, el equipo puede conformarse por todos aquellos considerados idóneos para el éxito del proyecto en cuestión.

Profundizando un poco más, podemos considerar estas subcategorías:

  • Coaching de carrera: orientado a ayudar a los profesionales a definir su plan de carrera, desarrollar habilidades y encontrar oportunidades de crecimiento profesional.
  • Coaching para la gestión del cambio: facilita la adaptación de los empleados a los cambios organizacionales.
  • Coaching para la creatividad y la innovación: fomenta la generación de nuevas ideas y soluciones creativas a los desafíos.

Objetivos del Coaching Empresarial

El principal objetivo del Coaching Empresarial es aumentar el valor de la empresa a través de las personas. A partir de aquí podemos desarrollar todos los objetivos que supongan aumento de valor de las empresas o bienestar de las personas relacionadas con la misma:

  • Mejorar el rendimiento y la productividad. El coaching ayuda a los profesionales a trabajar de forma más eficiente, alcanzar sus objetivos y superar sus propios límites.
  • Establecer estrategias y objetivos claros y lograrlos. El coaching te ayuda a que definas una estrategia clara, y desarrolles tareas y recursos para alcanzarlos.
  • Desarrollar habilidades y competencias. El coaching permite a los profesionales adquirir nuevas habilidades y fortalecer las existentes, como la comunicación, el liderazgo, la gestión del tiempo, la resolución de problemas, la resiliencia y la adaptabilidad.
  • Aumentar la motivación y el compromiso. El coaching contribuye significativamente a que los profesionales encuentren un propósito más profundo en su trabajo, lo que se traduce en un incremento tanto en su motivación como en su compromiso con la empresa.
  • Mejorar la comunicación y las relaciones. El coaching facilita la comunicación efectiva entre los miembros del equipo, mejorando la colaboración, el trabajo en equipo y la confianza.
  • Reducir el estrés y la ansiedad. El coaching ayuda a los profesionales a gestionar el estrés, mejorar su bienestar y aumentar su resiliencia.
  • Fomentar la innovación y la creatividad. El coaching ayuda a los profesionales a generar nuevas ideas y soluciones creativas a los desafíos.
  • Mejorar la salud mental y el bienestar. El coaching ayuda a los profesionales a mejorar su autoestima, autoconfianza y satisfacción laboral.
  • Integrar los cambios necesarios para el crecimiento de la empresa. El coaching ayuda a que se entienda la necesidad de cambios y se superen los obstáculos y limitaciones personales para conseguir integrarlos.

Beneficios del Coaching Empresarial:

  • Mayor productividad y rentabilidad. Los empleados más motivados y comprometidos son más productivos y generan mejores resultados para la empresa.
  • Mejora del clima laboral. El coaching crea un ambiente de trabajo más positivo, colaborativo, saludable y de confianza.
  • Reducción del absentismo y la rotación de personal. Los empleados que se sienten valorados y apoyados son menos propensos a abandonar la empresa.
  • Mayor capacidad de adaptación al cambio. El coaching ayuda a los empleados a adaptarse a los cambios organizacionales de forma más efectiva.
  • Desarrollo del talento interno. El coaching permite a la empresa identificar y desarrollar el talento interno, fomentando la promoción interna.
  • Mejora en la toma de decisiones. El coaching ayuda a los profesionales a tomar decisiones responsables, estratégicas y alineadas con los objetivos de la empresa.
  • Fomento del liderazgo y la responsabilidad. El coaching ayuda a los líderes a desarrollar su capacidad para inspirar, motivar y guiar a sus equipos.
  • Mayor satisfacción laboral. Los empleados que participan en procesos de coaching experimentan una mayor satisfacción con su trabajo.
  • Mejora de la imagen de la empresa. El coaching empresarial puede mejorar la imagen de la empresa como un empleador que se preocupa por el desarrollo y el bienestar de sus empleados.
  • Mejora la satisfacción del cliente. El coaching empresarial mejora la satisfacción del cliente como consecuencia directa de la mejora del bienestar de los trabajadores. Un trabajador contento y comprometido atenderá a los clientes de forma agradable y dándoles el servicio que necesitan.
  • Incremento de los beneficios como consecuencia directa de las mejoras mencionadas anteriormente. Clientes satisfechos atraen a más clientes, una mejor organización y comunicación interna conllevan a resultados más rápidos, y el bienestar personal de los empleados conlleva a un ahorro significativo en costes.

Metodología

En el artículo anterior, donde se detallaban los tipos de Coaching, veíamos que hay una clasificación de los tipos de coaching en función de la metodología. Los tipos de coaching en base a la metodología son:

  • Coaching Ontológico
  • Coaching Sistémico.
  • Coaching con Inteligencia Emocional
  • Coaching Coercitivo
  • Coaching PNL (Programación Neurolingüística)
  • Coaching Cognitivo

Cada tipo de coach tiene una metodología diferenciada. Explicado de forma muy escueta, el coaching ontológico se basa en el lenguaje utilizado; el sistémico se basa en los sistemas interconectados como la familia, cuyo sistema reproducimos en muchos otros ambientes, como la empresa; el coaching con inteligencia emocional trabaja con la gestión de emociones; el coach coercitivo es el que está orientado a resultados; el coaching de PNL se basa en el modelaje del lenguaje y el cognitivo se enfoca en el desarrollo de funciones cognitivas como la memoria, el aprendizaje y el pensamiento.

Pese a existir esta clasificación tan diferenciada, la realidad es que, durante las sesiones de coaching, se combinan diferentes metodologías según las necesidades del coachee, para impulsarlo a que descubra la información interna que lo ayude en su evolución hacia los objetivos que pretende.

La mayor parte de los coach empresariales están formados en varias o en todas las metodologías, y por ello pueden adaptarse al funcionamiento interno o a su forma de comunicarse con cada coachee para ofrecerle las mejores herramientas acordes a su crecimiento personal.

Aparte de las metodologías mencionadas, en el ámbito empresarial hay una metodología muy utilizada, que no suele nombrarse en las clasificaciones habituales, que es la metodología basada en el DISC.

El DISC es un análisis que permite el conocimiento propio y ajeno de las personas, a través de los comportamientos predominantes en cada uno de nosotros. Este análisis nos permite saber cuáles son nuestras fortalezas y nuestros puntos de mejora, así como saber cómo debemos comunicarnos con nuestro entorno para que el mensaje que queremos transmitir sea recibido acorde a lo que esperamos recibir de los receptores de la comunicación. Este cambio en la comunicación se puede realizar gracias al conocimiento de uno mismo y gracias a poder identificar el o los comportamientos predominantes en las personas con las que queremos comunicarnos.

¿Cómo seleccionar el coach empresarial adecuado para tu empresa?

  • Conexión. Es fundamental que haya una buena conexión entre el coach y el coachee, que te inspire confianza y te resulte cómodo comunicarte con él o ella.
  • Experiencia. Busca un coach que tenga experiencia en el ámbito empresarial y en el tipo de coaching que necesitas.
  • Formación. Asegúrate de que el o la coach tenga la formación adecuada.
  • Metodología. Pregunta por la metodología que utiliza para saber si se ajusta a tus necesidades.

¿Listo para llevar tu negocio al siguiente nivel? Descubre cómo nuestro servicio de coaching empresarial puede impulsar tu éxito. ¡Haz clic aquí para conocer más!

Posts relacionados

image

Claves para una Transición Exitosa en Empresas Familiares.

Las empresas familiares constituyen un pilar fundamental del tejido empresarial en España, especialmente en las Islas Canarias, basadas en valores, experiencia y compromiso, que ha impulsado el crecimiento económico y…
image

El gran incremento de las bajas laborales.

En los últimos años, sobre todo desde la famosa pandemia, de la que todos parecemos habernos olvidado, las empresas sufren un altísimo incremento de las bajas laborales por contingencias comunes…